Sala de Prensa

Noticias

José Canales, Pedro Paredes, Alfredo Olguín, Ramón Ahern, Carlos Quezada  y Luis Lillo.

José Canales, Pedro Paredes, Alfredo Olguín, Ramón Ahern, Carlos Quezada y Luis Lillo.

21/01/2015

ENAP puso en marcha sistema para generación eléctrica en Isla Mocha

Isla Mocha es la primera isla en Chile autosustentable, lo que es un salto significativo para la calidad de vida de sus habitantes.

A las 12:45 horas en punto del miércoles 14 de enero, y tras realizar ajustes propios del proceso, ENAP puso en marcha blanca el pozo gasífero Mocha Norte 3 y la estación de proceso del gas, que alimenta al complejo de generación eléctrica, que permite electrificar los más de 250 hogares, unas 800 personas en total, que viven en Isla Mocha, en la Octava Región.

Culmina así una etapa importante de un proyecto que reunió a autoridades de gobierno de la Región del Biobío, liderados por la cartera de Energía; la Municipalidad de Lebu, la Cooperativa Eléctrica de la isla y expertos de Enap Magallanes y Refinería Bío Bío.

Se cumple un verdadero hito para la región e Isla Mocha, que se transformó así en la primera isla en Chile autosustentable, desde el punto de vista energético, con el consecuente salto significativo para la calidad de vida de sus habitantes.

La iniciativa es parte relevante de la Agenda Energética del Gobierno para la Región, expresó la seremi de Energía, Carola Venegas. “Este proyecto es bien emblemático, pues el pozo es uno de los pocos que encontró ENAP en los años 70 en la isla, que a la fecha no había sido explotado, y por primera vez, el gobierno de la Presidenta Bachelet va a entregar una concesión para la explotación de este yacimiento”, dijo Venegas.

La seremi recalcó el carácter social de las obras y las ventajas que significan sustituir el sistema antiguo, que funcionaba sobre la base de diesel, por las nuevas instalaciones a gas natural. “De esta manera estamos entregando energía eléctrica desde una fuente sustentable y amigable con el medio ambiente; un recurso energético propio y que, además, permite tener un suministro de energía segura y a un precio razonable, a diferencia de lo que sucedía hasta ahora, donde la gente dependía del suministro de petróleo diesel que se llevaba desde el continente con los conocidos problemas y riesgos propios en el abastecimiento”, comentó.

Características del Proyecto

Con el objeto de ejecutar este desafío, ENAP diseñó y desarrolló el Proyecto de Interconexión del Pozo de gas natural con dos motogeneradores a gas, de 250 kVA y de 90 kVA, respectivamente, que ya existían en una caseta de generación localizada en la parcela 27, del lado norte de la isla.

Para ello construyó e instaló un sistema de 70 metros de longitud, conformado por ductos enterrados a un metro de profundidad, y un sistema de tratamiento sobre patín. Este último, a su vez, incorporó mecanismos para el filtrado de partículas sólidas, la regulación de la presión de salida del gas del pozo; un separador de gas y líquido, un sistema de odorización y finalmente otro para la medición del caudal del gas. 

Adicionalmente, con el objeto de reforzar las condiciones de integridad operacional en las instalaciones ya existentes, se construyó un pretil para la antorcha patinizada del pozo y se instaló un cerco perimetral a dicha antorcha.

El sistema mantiene, en todo caso, el tercer generador eléctrico, sobre la base de diesel, que quedará como respaldo frente a cualquier contingencia.

A partir de una ingeniería conceptual del proyecto elaborada internamente, ENAP encomendó la ingeniería básica y de detalle a la empresa Ipromsa. Para abordar las obras, ENAP encargó los trabajos, tras un proceso de licitación, a la empresa Cavco, la cual interactuó con profesionales de experiencia contratados por ENAP como Inspectores Técnicos de Obra (ITO) para las distintas etapas de desarrollo del proyecto.

Considerando las dificultades logísticas y de conectividad, se decidió hacer la fabricación y prearmado de las fundaciones y principales estructuras en el continente en maestranzas de Cavco y de Refinería Bío Bío, las que luego fueron trasportadas por tierra a Lebu y en barcazas hasta Isla Mocha, además de la maquinaria pesada y equipos que facilitaron el montaje en terreno.

Una vez finalizado el período de marcha blanca del sistema, y que las autoridades correspondientes transfieran el pozo Mocha Norte 3 y las recientes instalaciones a sus destinatarios, ENAP entregará la operación a una empresa externa especializada, seleccionada y contratada por la Cooperativa Eléctrica conformada por los usuarios de Isla Mocha.  

Rol clave de ENAP

Para lograr “Iluminar” Isla Mocha a partir del pozo de gas, ha sido clave el rol de trabajadores y profesionales de Enap Magallanes, quienes entregaron el soporte técnico necesario para concretar las obras con eficiencia, eficacia y, por sobre todo, seguridad.

Desde el departamento de Aprovisionamiento de Refinería Bío Bío, en tanto, se apoyó con las contrataciones de servicios y gestión logística, para contar con todos los materiales y personal que supervisara, en terreno, la construcción y puesta en servicio de las instalaciones.

Carlos Quezada, director de este proyecto, viajó desde Magallanes a la isla  junto a parte de su equipo a cargo, para chequear los últimos detalles de la puesta en marcha. Tras su visita,  el profesional destacó el profesionalismo del equipo y el cumplimiento de los compromisos asumidos por ENAP.

“Hemos cumplido de acuerdo a lo programado y a cabalidad con lo que hemos comprometido. En general, por parte de ENAP y de nuestros contratistas, todo se hizo bastante de acuerdo a programa y valoro, sobretodo, el trabajo en equipo que se logró entre las personas que participaron en el proyecto, de Refinería Bío Bío, Enap Santiago y Enap Magallanes”, subrayó.

Carlos Quezada comentó que la experiencia, sin duda, fue enriquecedora. “Nos sacó de nuestro ámbito de acción normal  al tratarse de un proyecto que, si bien tenía características industriales, está orientado al servicio de la comunidad, en el marco de la responsabilidad social de ENAP”, dijo.

“El esfuerzo, el cariño y el empeño que puso acá el equipo de trabajo, excedió el mero compromiso funcionario. Todos sabíamos que había que sacarlo adelante, ya que había un propósito que todos entendíamos y que era concretar un aporte importante a un grupo de personas que está en un sector aislado, que está sujeto a condiciones de aislamiento y que no podía seguir dependiendo, por lo mismo, de un sistema sujeto al abastecimiento de diesel desde el continente”, concluyó Quezada.

VER MÁS FOTOGRAFÍAS ACÁ