Sala de Prensa

Noticias

Con once nuevos integrantes cuenta la Red.

Con once nuevos integrantes cuenta la Red.

31/03/2009

Refinería Bío Bío y Municipalidad de Hualpén capacitaron a Monitoras Ambientales

Con una visita a terreno en Refinería Bío Bío finalizó el tercer curso de monitores ambientales, dirigido a la comunidad de las poblaciones aledañas a la Empresa, actividad que desde hace tres años desarrollan en conjunto el Departamento de Gestión Medio Ambiente y Calidad de Bío Bío y la Dirección de Ambiente de la Municipalidad de Hualpén.

De esta manera, un total de 34 integrantes del primer panel poblacional de olores opera en la comuna de Hualpén.

Once de ellos fueron los capacitados en esta última versión, quienes en una primera fase fueron entrenados por especialistas de la Unidad Técnica de Desarrollo de la Universidad de Concepción, para culminar, posteriormente, con un recorrido por la Refinería, donde conocieron el proceso y las instalaciones productivas de la Planta, además de las potenciales fuentes de olores generados a partir de la misma.

A cargo de esta segunda fase estuvo el jefe de la División Medioambiente de Refinería Bío Bío, René Smith, quien respondió las dudas de los monitores, e hizo diversas analogías con olores cotidianos. También aprovechó la ocasión para explicar las diversas normas de seguridad con las que cuenta la Refinería, tales como el monitoreo de los canales que desembocan en caleta Lenga y el uso de la antorcha para quemar gases, como medida de seguridad.

Valiosa instancia

Todos los actores involucrados coincidieron en valorar positivamente esta instancia de formación para la comunidad aledaña a la Refinería Bío Bío.

René Smith, por ejemplo, destacó la importancia de los monitores a quienes considera “la herramienta necesaria  por intermedio de la cual la población se relaciona con la Refinería cuando surgen malos olores”.

Norma Parra, encargada de la Unidad de Control Ambiental y Fiscalización de la Municipalidad de Hualpén, subaryó que “a través de este curso los pobladores cuentan con un soporte válido para saber cuándo y cuánto afectan los olores a la comunidad. Mediante la capacitación, se logrará que los monitores obtengan resultados concretos, evitando la subjetividad, que es muy común en estos casos, al momento de llenar las planillas”.

Hualpén, marzo de 2009.