Sala de Prensa

Noticias

Los estanques otorgan mayor autonomía a la empresa

Los estanques otorgan mayor autonomía a la empresa

09/03/2009

Refinería Bío Bío construyó estanques de almacenamiento

Tres nuevos estanques para almacenar gasolina y diesel (los llamados productos blancos) construyó Refinería Bío Bío, sumando con ello 40.000 metros cúbicos a su capacidad de almacenamiento. La construcción de estas obras duró aproximadamente un año y la inversión superó levemente los US$ 9 millones.

Dos de los nuevos estanques son para gasolina, cuentan con techo flotante y una capacidad de 10.000 metros cúbicos cada uno. El tercero es para petróleo diesel y tiene capacidad de 20.000 metros cúbicos.

El proyecto estuvo a cargo del profesional Hernán Pinninghoff, quien recientemente se acogió a retiro y los detalles de cierre final del mismo, fueron abordados por el Director de Proyectos, José Pérez, quien indicó que los beneficios económicos que están ya reportando estas obras se asocian, principalmente, al mayor tamaño de las naves con las cuales se pueden ahora efectuar las exportaciones a mercados externos y envíos a la zona norte del país, tanto de gasolina como de diesel. 

“Antes sólo era posible efectuar embarques de hasta 20.000 metros cúbicos y con estos tres estanques aumentamos hasta 40.000 metros cúbicos por barco,  con lo que, al disminuir el número de naves empleadas para efectuar estas entregas, se obtienen grandes ahorros en costos de servicios portuarios, administración y combustibles”, agregó el ejecutivo. 

Adicionalmente, indicó que existen otros beneficios como son una mayor autonomía en caso de falla de las unidades productivas y una disminución en la rotación de inventarios en la refinería, “lo que nos permite  una mayor flexibilidad en el uso de las instalaciones de estanques y sistemas de cañerías existentes”, puntualizó el ejecutivo.
 
Los  nuevos estanques fueron construidos por la empresa Chicago Bridge,  especializada en este tipo de construcciones, a través de un contrato EPC de “llave en mano”, en el que también participó como subcontratista, la empresa Tecnasic para el sub-proyecto eléctrico instrumental. En forma paralela, se desarrolló un contrato de construcción y montaje de los circuitos de interconexiones con la firma Betolli.

Los tres nuevos estanques cumplen con la norma API 650, que rige para este tipo de estructuras, y responde a los procedimientos de construcción y montaje adecuados, por tratarse de equipos que almacenan combustibles que requieren de una seguridad extrema a toda prueba.

Hualpén, 9 de marzo de 2009.