Sala de Prensa

Noticias

10/02/2011

Finalizó inédito plan de capacitación de ENAP para la comunidad en Biobío

Con una ceremonia de cierre realizada en el Auditorio de Refinería Bío Bío, finalizó oficialmente el programa de capacitación impulsado por ENAP junto al Servicio de Capacitación y Empleo, Sence, y la OTIC de Capacitación de la Cámara Chilena de la Construcción, que este año posibilitó a alrededor de 1.000 hombres y mujeres afectados por el terremoto del pasado 27 de febrero, residentes en esta región, cesantes y de escasos recursos, recibir competencias laborales que les permitirán mejorar su calidad de vida.

El inédito programa de capacitación de ENAP nació como una iniciativa de la Fundación para la Promoción y Desarrollo de la Mujer, Prodemu, en coordinación con  la Gerencia Corporativa de Recursos Humanos de ENAP. Se enmarca en el Programa “Pasos de Mujer en la Reconstrucción”, que impulsó la Primera Dama, Cecilia Morel, a través de Prodemu, como una manera de apoyar a las personas afectadas tras el terremoto.

El aporte de ENAP consistió en el financiamiento de cursos de capacitación en mueblería, gastronomía, preparación en el manejo de alimentos y construcción, entre otros, para mujeres de la Octava Región, particularmente de Concepción, Talcahuano y Dichato, además de otras localidades de la provincia de Ñuble.

Este plan fue distinguido por la Primera Dama el 30 de noviembre de 2010, en La Moneda, oportunidad en la que entregó un reconocimiento al Gerente de Recursos Humanos, Christian Kúsulas, por la contribución de la empresa a las mujeres más vulnerables del país.

Contempló dos fases. En una primera etapa, que se desarrolló gracias a la alianza suscrita entre ENAP, Sence y la OTIC de la Cámara Chilena de la Construcción, se capacitaron 582 pobladores, en especial, de las zonas de la Región del Biobío más cercanas a sus instalaciones.

Mientras que la segunda etapa sumó 470 mujeres beneficiadas con programas de capacitación, que se financiaron a través de la vía “Precontrato de Capacitación Medida Presidencial” y la franquicia Sence.

Aporte histórico

El Gerente de Recursos Humanos de Refinería Bío Bío, Walton Cherres, destacó durante la ceremonia de clausura el aporte histórico de ENAP a la Región de Biobío afectada tan duramente por el terremoto, y que posibilitó capacitar a alrededor de 1.000 personas, en más de 60 cursos en variadas especialidades.

“Creo que lo mejor es estar entregando herramientas y escuchar de la propia gente como están valorando esta iniciativa, pidiéndonos que por favor continuemos apoyando sus trabajos de emprendimiento. Para nosotros ha sido muy significativo y muy emocionante estar en esta ceremonia y sentir este compromiso mutuo de que lo que estamos haciendo fue muy bien recibido por las personas beneficiadas”, subrayó.

Por su parte, el Gerente Comercial Zona Sur de la OTIC de la Cámara Chilena de la Construcción, Jorge Fuentealba, comentó que “los beneficiarios de estos cursos son muy sabios, pues están muy claros con lo que quieren para su vida. Ya han emprendido, están haciendo cosas, incluso quieren hablar inglés, en el caso de quienes hicieron el curso de Turismo, tienen un proyecto de vida e hijos en Talcahuano. Cuando tú los escuchas, todo el tema de coordinación de platas, de fondos, de todo lo que se hace, técnicamente tiene sentido. Uno hace mucho, pero cuando ve a una persona que dice lo que logró, uno se siente orgulloso de haber participado junto a ENAP en lo que hicimos durante el 2010, tanto en el Programa de Becas Sociales como en los programas generales de beneficio para la comunidad”, expresó.

Importantes recursos

En la primera fase y gracias a esta alianza estratégica, sumando los aportes de ENAP Refinería Bío Bío, Sence, OTIC de la Capacitación Cámara Chilena de la Construcción y la Universidad de Concepción, se realizaron 30 cursos con una inversión equivalente a MM$ 241,8.

En el Programa “Pasos de Mujer”, se reunieron aportes adicionales de la franquicia Sence, Medida Presidencial, de las filiales Enap Refinerías, Sipetrol y Enap Magallanes, lo que se tradujo en la realización de 21 cursos, con una inversión de 106 millones de pesos.

Cursos tan diversos como Mueblería; Corte y Confección; Elaboración, Manipulación y Alimentos; Gastronomía con Preparación de Productos del Mar; Repostería y Panadería; Atención y Cuidado de Enfermos; Construcción de Viviendas Prefabricadas; Soldadura al Arco en 4 Posiciones con Certificación, Operación y mantención de grúa Orquilla, Operador de retroexcavadora, Albañilería en obra gruesa y terminaciones, enfierradura y hormigones, estructuras en aluminio e instalaciones eléctricas, entre otros, fueron impartidos por personal altamente capacitado de la zona.

El programa anual consideró, igualmente, el activo aporte de distintos organismos: las Municipalidades de Talcahuano y Hualpén, a través de sus Oficinas de Intermediación Laboral (OMIL); la Mesa Tripartita de Hualpén, la Federación de Pescadores Artesanales de Bío Bío, Ferepa Bío Bío y la Federación Nacional de Trabajadores Subcontratistas, Fenatrasub, con quienes se levantaron necesidades y luego se supervigiló la correcta ejecución de cada programa.

Testimonios

En el marco de la ceremonia de cierre se entregaron diplomas a 40 alumnos y alumnas de Tumbes y Tomé, quienes finalizaron los cursos de Gestión Integral de Microempresas en la Pesca Artesanal y de Herramientas para el Desarrollo del Turismo.

La alumna del Curso “Herramientas para el Desarrollo del Turismo en Caletas Pesqueras", Jacqueline Durán, se mostró satisfecha con la capacitación efectuada y los beneficios que ya han visto en la práctica. Dijo que “cuando llegamos nos ubicábamos todas, pero no teníamos claro que para lograr cosas teníamos que trabajar unidas. Algunas atendían mesas, otras tenían restaurantes, nosotras trabajábamos en artesanía, pero siempre separadas y hoy, gracias al curso, tenemos las herramientas para que en conjunto, complementándonos, logremos avanzar con el turismo de Tumbes”.

Agregó que “nuestra zona es muy bonita y viene harta gente, pero la idea es atenderla mejor para que vuelva con más gente. Ojalá que los cursos que financia ENAP con el apoyo de Ferepa continúen este 2011. Nos encantaría hacer un curso de inglés para atender a los turistas gringos que llegan a la caleta”.

En tanto, el Presidente de la Federación de Pescadores Artesanales de la Octava Región, Ferepa Bío Bío, Hugo Arancibia, valoró la iniciativa que se ejecutó junto a ENAP. “Siento alegría. Estoy contento porque hemos dado un paso importante al poder entregarle nuevas herramientas a la gente que tanto lo necesita. Creo que me satisface que haya jefas de hogar, madres a las que les ha tocado una lucha muy fuerte, muy dura y que hoy tienen una alternativa más que les permita mejorar sus proyecciones del cómo están viviendo en el día de hoy”, expresó el dirigente.

El presidente de Ferepa Bío Bío sostuvo que “estoy muy contento de esta relación con ENAP ratificada en los cursos, que hace también sentir que vamos por una senda correcta. Creo que la empresa no está regalando pescado, sino que está enseñando a pescar. Dándole la herramienta a la gente, que es capaz de ponerse de pie, innovar y generar otros negocios que les permite colaborar con el grupo familiar para mejorar sus condiciones económicas”, finalizó.

El acto contó con la presencia del Gerente Comercial Zona Sur de la OTIC de la  Cámara Chilena de la Construcción, Jorge Fuentealba; la Directora Regional de Prodemu, Gloria Valdés; el Presidente de la Federación de Pescadores Artesanales del Bío Bío, Hugo Arancibia, Richard Vigore, representante de la Omil de Hualpén; Sonia Campos, representante de la Mesa Tripartita de Hualpén; Jorge Figueroa, Presidente del Sindicato de Profesionales y Supervisores de Enap Refinería Bío Bío, y ejecutivos de Refinería Bío Bío, encabezados por su Gerente de Recursos Humanos, Walton Cherres.

Hualpén, febrero de 2011.