Sala de Prensa

Noticias

La BRE es un ejemplo de integración en ENAP.

La BRE es un ejemplo de integración en ENAP.

28/10/2019

ENAP selecciona primeras mujeres en su Brigada de Respuesta a Emergencias en Concón

Esta iniciativa se enmarca en el compromiso de la empresa de avanzar hacia la igualdad de género en toda la organización, a través de la Política de Equidad de Género y de Conciliación de la Vida Laboral, Familiar y Personal.

ENAP Refinería Aconcagua se llena de orgullo. Por primera vez, dos trabajadoras son parte de la Brigada de Respuesta a Emergencias (BRE) de la empresa, iniciativa que se enmarca en el compromiso de ENAP de avanzar hacia la igualdad de género en toda la organización, a través de una Política de Equidad de Género y de Conciliación de la Vida Laboral, Familiar y Personal, y que se ha traducido en la incorporación de la mujer en cargos históricamente ocupados por hombres, en las áreas de Operaciones y Mantención.

La decisión de ser brigadista revela un gran compromiso con ENAP. Esta instancia -que reúne a 108 trabajadores y trabajadoras voluntarias, de alto nivel técnico de capacitación y entrenamiento permanente, profesionalismo y vocación de servicio -, ha cumplido un papel fundamental en la seguridad de las personas e instalaciones, en sus más de 60 años de creación.

Hoy, dos mujeres comparten la misma responsabilidad, exigencias y realizan las mismas tareas que los hombres.

Llegar a esta integración no fue fácil. Junto a los cambios culturales en los que avanza esta filial, también fue necesario reacondicionar la habitabilidad del cuartel de la BRE para acoger a sus nuevas integrantes, según comentó Gonzalo Valdivia, jefe del Departamento de Seguridad, Salud Ocupacional y Control de Riesgos de la refinería, quien celebró este hito: “Este año, por primera vez, dos trabajadoras aprobaron el proceso de postulación y selección a nuestra brigada. Para nosotros este es un gran avance y estamos muy satisfechos porque ellas han sido bien recibidas y se han integrado en los grupos en igualdad de condiciones”, subrayó Valdivia.

El ejecutivo agregó que “en ENAP la brigada es muy valorada. Si bien de acuerdo a nuestra política de gestión, la empresa enfoca sus esfuerzos y recursos en prevenir los accidentes, también está preparada para afrontarlos a través de planes de emergencias, un equipo de especialistas y recursos de última generación. Esta es una de las mejores brigadas a nivel industrial. Es un equipo muy profesional, que nos da garantías que cualquier emergencia va a ser bien controlada, lo que es reconocido tanto interna como externamente”.

Asimismo, Carla Esquivel, asistente social y analista del Departamento de Desarrollo Organizacional y brigadista, sostuvo que este era su sueño personal. “Somos las primeras mujeres que entramos en 60 años a la brigada. Hoy estamos en iguales condiciones. Pasé las mismas pruebas que nuestros compañeros. Ahora compartimos espacios comunes, además de un trato igualitario y las mismas exigencias”, recalcó Esquivel.

También este es un espacio donde las personas que se desempeñan en ENAP crean lazos, se conocen y comparten, según explicó Bettina Ratti, operadora de terreno en la División Cracking y también brigadista. “Desde los 18 años he sido bombera. Cuando ingresé a ENAP, pasar a la BRE fue un paso que se me dio de manera natural. En operaciones, mis compañeros brigadistas siempre me comentaron lo que significa ser parte de ella y sentí la motivación de ingresar. Apenas salió el concurso postulé. He tenido mucha suerte, tanto en Operaciones como en Mantención, y ahora en mi grupo de la Brigada cuento con buenos compañeros que me apoyan y me potencian. Me siento muy feliz y me gusta bastante”.

De esta manera, ENAP continúa construyendo una cultura organizacional equitativa e inclusiva, donde hombres y mujeres tienen las mismas oportunidades.