Sala de Prensa

Noticias

Los ejecutivos en la Sala de Control.

Los ejecutivos en la Sala de Control.

14/07/2010

Refinería Bío Bío de ENAP restableció sus operaciones

Un hito trascendental celebró la Empresa Nacional del Petróleo al oficializarse el restablecimiento operativo de Refinería Bío Bío, en un acto que encabezó en la misma Refinería el Gerente General de ENAP, Rodrigo Azócar, junto al Gerente de Refinación, Carlos Cabeza; de Recursos Humanos, Christian Kúsulas y de Refinería Bío Bío, Alfonso Yáñez.  

En la oportunidad, Rodrigo Azócar manifestó el legítimo orgullo que deben sentir los trabajadores, ejecutivos y dirigentes sindicales por haber sido capaces “de levantarnos, ponernos de pie, y volver a operar nuestras plantas prácticamente con la misma normalidad a como lo hacíamos antes del terremoto del 27 de febrero”.

“Cumplimos”, dijo el máximo ejecutivo de la empresa, al tiempo que recordó los crudos y difíciles momentos que se vivieron en esta Refinería y que él mismo constató desde las primeras horas tras el sismo.

Reiteró una y otra vez, sus agradecimientos a todos los que colaboraron para dejar atrás esos días sin luz, sin agua, y prácticamente sin alimentos, que nunca fueron un obstáculo para trabajar en la recuperación de esta Refinería, “donde los daños fueron muy graves, porque el terremoto alcanzó una intensidad de 8,8° en la escala de Richter, convirtiéndola en la Refinería que ha sufrido y resistido el mayor sismo de todos los tiempos a nivel mundial”.

El Gerente General de ENAP puntualizó que este restablecimiento fue logrado antes de lo previsto, concretamente el 22 de junio, y de lo comprometido con las autoridades, “porque en la Octava Región falló el agua, falló el suministro eléctrico, las comunicaciones, pero jamás falló el suministro de combustibles, lo que debe significar un orgullo para todos los enapinos. Hoy estamos en un ciento por ciento, procesando 110 mil barriles diarios de crudo”.

"Este gran logro fue posible gracias al trabajo incansable y al compromiso de los 774 trabajadores de Bío Bío y al apoyo de más de 2.000 contratistas. También agradezco el apoyo de nuestros trabajadores de Magallanes y en especial a los que han estado trabajando en nuestra emblemática embarcación La Yagana, que llegó a esta Región con ropa y víveres, y del mismo modo, agradezco a los trabajadores de Aconcagua, del Departamento de Almacenamiento y Oleoducto y muy en especial a los 93 trabajadores del Turno C, muchos de los cuales postergaron a sus propias familias para  detener las plantas de una manera segura”, subrayó.

El ejecutivo felicitó también a la Brigada contra Incendio y al personal de Seguridad  que se encontraba en la Refinería la noche del terremoto y también a quienes laboraban en los terminales de la Bahía San Vicente, descargando crudo y productos hacia la Refinería y que, en tiempo mínimo, fueron capaces de desconectar los barcos y cerrar ductos evitando consecuencias mayores.

“Fuimos capaces de levantarnos”

En tanto, el Gerente de la Línea de Negocios de Refinación, Carlos Cabeza, admitió que “cuando me informaron que habían partido las últimas plantas sentí una emoción muy grande. Recordé lo que viví cuando llegué acá y encontré nuestras oficinas en el suelo y vi a las personas trabajando sin agua ni luz, y prácticamente sin alimentos. Pero hoy podemos decir con orgullo que nos pusimos de pie, que tuvimos fuerza, coraje, y eso emociona".

Por su parte, el Gerente de Recursos Humanos, Christian Kúsulas, agradeció la solidaridad que surgió de forma espontánea para restablecer la Refinería y comentó que “al día siguiente, el espíritu de ayuda que surgió desde el Departamento de Almacenamiento y Oleoducto en Linares y Chillán, fue el punto de partida de una cadena  de solidaridad que nos permitió llegar oportunamente a revisar en terreno la situación de nuestros trabajadores y trabajadoras, para así poder canalizar, de la mejor manera, la ayuda generada por los Sindicatos, Centros Femeninos y desde todas las organizaciones internas".

Por último, el Gerente de la Refinería Alfonso Yáñez, hizo un reconocimiento público al esfuerzo de quienes aportaron al cumplimiento de esta ansiada meta, en las etapas de detención segura y de reconstrucción. En este punto destacó a los dirigentes de los Sindicatos de Trabajadores Enap-Petrox y de Profesionales. “Hoy estamos casi full, esta etapa terminó y viene una segunda etapa de grandes desafíos. Estoy convencido que después de haber sorteado este terremoto, vamos a ser capaces de sortear cualquier desafío que se nos ponga por delante”, culminó.

Hualpén, 13 de julio de 2010.