Sala de Prensa

Noticias

Se prevé que la construcción de la nueva planta tomará un período de 25 meses, con lo cual su entrada en operación sería a principios de 2021.

Se prevé que la construcción de la nueva planta tomará un período de 25 meses, con lo cual su entrada en operación sería a principios de 2021.

08/06/2018

Comisión Regional de Evaluación Ambiental aprueba construcción de nueva Planta de Isomerización en ENAP Refinería Bío Bío

El proyecto forma parte de una cartera de inversiones por más de US$ 1.100 millones para ENAP Refinería Bío Bío, destinadas a mejorar el comportamiento ambiental de la empresa y aumentar su capacidad de conversión, mejorando así su competitividad.

Con nueve votos a favor y una abstención, la Comisión de Evaluación Ambiental aprobó el pasado 6 de junio el proyecto para la construcción de una nueva planta de Isomerización que ejecutará ENAP Refinería Bío Bío.

El proyecto, que ingresó a tramitación ambiental en diciembre de 2017, busca aumentar la producción de gasolinas de alta calidad y bajo contenido de azufre para el mercado nacional.

La iniciativa considera la construcción de una nueva planta de Isomerización y de un estanque asociado para el almacenamiento de gasolinas, que significan una inversión de US$ 131 millones.

El proyecto forma parte de una cartera de inversiones por más de US$ 1.100 millones para ENAP Refinería Bío Bío, destinadas a mejorar el comportamiento ambiental de la empresa y aumentar su capacidad de conversión, mejorando así su competitividad.

“Este proyecto es parte de las inversiones establecidas en el Plan de Desarrollo y Negocios de ENAP para su Refinería Bío Bío, y su implementación apunta a aumentar la producción de productos valiosos, en este caso  gasolinas  de alto octanaje, mejorando nuestra posición comercial y competitividad”, dijo Álvaro Hillerns, gerente de ENAP Refinería Bío Bío. 

En este sentido, el ejecutivo agregó que “la demanda de gasolinas crece a pasos exponenciales en nuestro país, de la mano del aumento del parque automotriz, por lo que requerimos contar con una nueva instalación que nos permita también crecer en nuestra producción de manera sostenible y sin perder eficacia en nuestros procesos”.

“La unidad sustituirá otra que opera actualmente y respecto de la cual tiene una mayor capacidad, mayor eficiencia y tecnología, lo que también redunda en una mayor seguridad en su operación, cautelando el menor impacto posible en el entorno y el medioambiente”, concluyó Hillerns.

Se prevé que la construcción de la nueva planta tomará un período de 25 meses, con lo cual su entrada en operación sería a principios de 2021.

Durante la etapa de construcción se empleará a un promedio de 400 personas, y dada su alta tecnología y automatización, será operada por el mismo personal que maneja la unidad actual.