Sala de Prensa

Noticias

28/05/2010

Resultados del primer trimestre 2010

La Empresa Nacional del Petróleo tuvo un resultado neto consolidado negativo de US$ 81 millones, reflejando principalmente los efectos que tuvo en la operación de sus refinerías, el terremoto de la madrugada del 27 de febrero. Como consecuencia, el resultado a marzo incluye US$ 64 millones de pérdidas por deterioro de Activos Fijos afectados por este siniestro.

Esta cifra resulta después de aplicado el impuesto a la renta del 17% y de los impuestos provenientes del exterior. En tanto que la utilidad neta, medida como resultado final después del impuesto especial adicional, que se aplica a las empresas públicas (DL 2.398), fue negativo en US$ 89 millones.

El margen bruto en el primer trimestre de 2010 alcanzó a US$ 28 millones, cifra, inferior en US$ 64 millones a la de igual período del año anterior. La reducción en el margen refleja en parte los menores márgenes de refinación internacional, pero principalmente, el efecto en el negocio de la paralización de las operaciones de las refinerías de ENAP debido a los efectos del terremoto del 27 de febrero.

Entre el primer trimestre de 2009 e igual período de 2010, los gastos de administración se redujeron en un 3,6%.

Por otra parte, entre el primer trimestre de 2009 y el primer trimestre de 2010, los gastos financieros tuvieron una reducción equivalente a US$10 millones, lo que representa un 22,3% de menores costos por este concepto, pasando de US$ 45 millones a US$ 35 millones.

En el primer trimestre de 2010 se contabilizó una utilidad por diferencia de cambio de US$ 10 millones, la cual se compara con una pérdida de US$ 5 millones en igual período de 2009.

Efectos del Terremoto

El terremoto que afectó a la zona centro-sur del país en la madrugada del 27 de Febrero, provocó alteraciones en la operación de las Refinerías de Bíobío y Aconcagua, debido principalmente al corte de electricidad y a daños estructurales que por razones de seguridad obligaron a paralizar la producción. Ambas Refinerías fueron sometidas a una rigurosa inspección para establecer la cuantía de los daños y para determinar las medidas necesarias para reponer en forma segura su funcionamiento.

Refinería Aconcagua entró en operaciones, de manera paulatina durante el mes de marzo, completando su proceso de puesta en marcha la tercera semana de abril. En tanto Refinería  Bíobío, que presentó daños de cuantía mayor, ha puesto en marcha algunas de sus Plantas y se espera que entre completamente en operaciones, a partir del mes de julio del presente año.

ENAP cuenta con seguros que le permiten cubrir daños a la propiedad, perjuicios por paralización y daños civiles ocasionados a consecuencia del terremoto. Estos seguros ya han sido activados y tanto nuestros brokers, como compañías de seguros y liquidadores se encuentran trabajando en la liquidación del siniestro.

Precios del crudo y de productos refinados

El precio internacional del petróleo crudo, basado en el marcador West Texas Intermediate (WTI), registró un promedio de US$ 78,8 el barril en el primer trimestre de 2010, aumentando en 3,7% con respecto al promedio del cuarto trimestre de 2009 (US$ 76,0 el barril).  En el primer trimestre de 2009, el precio había marcado el punto más bajo desde el inicio de la recesión mundial, con un precio promedio de dicho trimestre de US$ 43,2 el barril.

Los precios de los productos refinados en la costa estadounidense del Golfo de México, que ENAP toma como referencia para los precios en el mercado local, siguieron una tendencia alcista en el primer trimestre de 2010 respecto al cuarto trimestre de 2009. El precio promedio del diesel fue US$ 86,6 el barril en el primer trimestre de 2010, esto es, 4,8% superior que el promedio del cuarto trimestre de 2009. En el caso de la gasolina, el promedio del primer trimestre de 2010 fue US$86,7 el barril, aumentando un 8,0% con respecto al promedio del cuarto trimestre del año anterior. Por su parte, el precio del fuel oil Nº 6 promedió US$ 70,3 el barril el primer trimestre de 2010, con un alza de 1,7% con respecto al cuarto trimestre de 2009.

Activos, deuda financiera y EBITDA

Al 31 de marzo de 2010, el total de activos de ENAP anotó un alza de 6,5%, pasando desde US$ 5.560 millones en diciembre de 2008, a US$ 5.924 millones al 31 de marzo de 2010. El aumento en los activos se explica principalmente por el incremento del efectivo y equivalentes al efectivo, debido al efecto de la decisión de ENAP de tomar resguardos de liquidez  durante las primeras semanas de marzo, con el objetivo de enfrentar cualquier contingencia potencial relacionada con los efectos del terremoto, que a dicha fecha aún no podían ser dimensionados completamente, sumado un mayor valor de los inventarios, incrementos que fueron contrarrestados por una reducción en los deudores comerciales y otras cuentas por cobrar corrientes.

Los pasivos totales, netos de caja o equivalentes, a marzo de 2010 totalizaron US$ 5.037 millones, lo que está en línea con la cifra a diciembre 2009   .  Por su parte, la deuda financiera de ENAP más los créditos de proveedores que devengan intereses aumentaron desde US$ 4.015 millones en diciembre de 2009, a US$ 4.591 millones al 31 de marzo de 2010, producto del aumento en los pasivos de corto plazo por la toma de liquidez realizada durante la primera quincena de marzo. A pesar de esto, como se mencionó, ENAP logró una reducción importante en los gastos financieros.

El EBITDA generado por ENAP durante el primer trimestre de 2010 alcanzó a US$ 60 millones.

Santiago, 28 de mayo de 2010.