Sala de Prensa

Noticias

12/04/2010

Barcaza Yagana de ENAP, pieza clave para Talcahuano

Como parte de la avanzada solidaria que ENAP y sus trabajadores han estado desplegando desde el mismo día del terremoto, del 27 de febrero pasado, la barcaza Yagana ha tenido un rol protagónico en Talcahuano.

Ya sea levantando buques pesqueros y otras naves que fueron arrastrados a tierra por el maremoto, o hurgando en el lecho de esta bahía para rescatar bienes y equipos que cayeron a las aguas, debido al violento terremoto, esta mítica embarcación que se ha forjado varias historias en los embravecidos mares australes, muestra ahora orgullosa sus habilidades en la devastada zona costera del Bío Bío. Y ello no ha pasado inadvertido para los vecinos, los pescadores, las autoridades y la prensa penquista, que se han acercado a presenciar las operaciones y, junto con ello, para aplaudir cada una de las proezas de la barcaza australis.

La Yagana viajó especialmente desde el Estrecho de Magallanes hasta San Vicente y Talcahuano, con un cargamento de agua pura, alimentos y enseres de primera necesidad, donados por la Administración y los trabajadores de ENAP en Magallanes, y con un equipo altamente competente de profesionales y técnicos que ahora prestan ayuda de emergencia en la devastada zona costera del Bío Bío.

El equipo de 32 tripulantes de la Yagana, que fue visitado en la misma barcaza por el Gerente General de ENAP, Rodrigo Azócar, se siente muy orgulloso de haber iniciado el martes 6 de abril las faenas de reposición (en el mar) de varias embarcaciones varadas en las inmediaciones del puerto de Talcahuano.

El primero en ser levantado por la potente grúa de la Yagana fue el buque “Don Feña”, de 90 toneladas, que en menos de una hora ya estaba flotando en el mar. Luego le toco el turno al buque “Marco Polo”, hasta posarlo en la zona norte del puerto, cuyo peso superaba las 100 toneladas. Desde allí fue levantado para posteriormente dejarlo en el agua en medio de aplausos de los presentes.

Testigos directos de esta inusual operación fueron el Comandante en Jefe de la Armada de Chile, Edmundo González; la Intendenta de la Región del Bío Bío, Jacqueline van Rysselberghe; y el Alcalde de Talcahuano, Gastón Saavedra, entre otras autoridades navales y del gobierno regional, además periodistas y cientos de curiosos que tomaron palco en las inmediaciones del puerto de Talcahuano.

La Intendenta van Rysselberghe destacó el accionar de la barcaza de ENAP, señalando que “en esta cruzada de reconstrucción no sobra nadie y gracias a Dios estaba la barcaza Yagana, acá, para devolver a las embarcaciones al agua y sacar otras que estaban hundidas en la bahía”.

Aunque más compleja será las operación para rescatar del lecho marino el “Buque Don Felipe”, del que sólo es visible su popa en las inmediaciones de la ex Emporchi, los técnicos de la Yagana están convencidos de que lo lograrán.   

El capitán de la Yagana, Jorge Farías Fuentes, indicó que la intención “es sacar el mayor número de embarcaciones posible con nuestra grúa, o arrastrarlas hasta depositarlas en el mar”. Sin embargo, reconoció que un número importante está fuera del rango de acción de la barcaza y que probablemente tendrán que realizar otras maniobras para concretar el rescate.

“Hoy se rompió la ansiedad que teníamos de poder ayudar a la gente de Talcahuano. Nosotros zarpamos el 5 de marzo desde Magallanes y estábamos esperando una oportunidad para cooperar. Nosotros veíamos todo el potencial que teníamos y hoy lo estamos demostrando, por lo cual estamos muy contentos y la tripulación está muy entusiasmada y orgullosa, con la moral muy en alto para seguir ayudando”, expresó con alegría el Capitán Jorge Farías.

Previamente, la Yagana había entregado a la Municipalidad de Talcahuano 1.500 metros cúbicos de agua potable de alta pureza, que trajo desde Magallanes, los que se repartieron entre los atribulados habitantes del puerto que, a más de un mes de la tragedia, aún seguían sin el suministro normal del vital elemento. “Es muy importante para nosotros este aporte en agua potable, pues es una de las necesidades más urgentes en el puerto, mientras se regulariza el sistema. Estamos muy agradecidos”, indicó el Alcalde de Talcahuano, Gastón Saavedra.

Por intermedio del remolcador “Luma”, también de ENAP, se concretó el trasvasije del vital elemento, el cual fue traspasado a camiones aljibe en el Molo 500 de la Base Naval de Talcahuano.

Historia de la Yagana

La Yagana fue construida en Estados Unidos en la década del 1970 y su propósito fue el montaje de plataformas petroleras, en el marco del proyecto Costa Afuera de ENAP. Es la única en su tipo en la costa Pacífico de Latinoamérica, ya que tiene capacidad de levante de carga y de trabajos en envergadura portuarios. Para ello, cuenta con una grúa con capacidad para levantar 500 toneladas métricas, además de elementos técnicos orientados a la reparación y construcción de estructuras portuarias. Tiene una eslora (largo) de 99 metros, una manga (ancho) de 27 metros, un puntal de 6,7 metros y una capacidad de desplazamiento máximo de 11.700 toneladas.

Entre otros equipamientos, la Yagana cuenta con una grúa principal, marca Clyde modelo 42 de capacidad fija a popa de 500 toneladas a 80 pies; una grúa auxiliar, (oruga) marca Manitowoc 3.900w, con capacidad de 200.000 libras a 19 pies.; winches para posicionamiento; equipamiento tiende tubos; cuatro grúas Davits con capacidad de 50.000 libras cada una; dos Stinger de 68 pies cada tramo, con un peso de 76.000 y 77.200 libras, respectivamente.

Posee también, tres estaciones de soldadura, una estación de rayos X, una estación de parcheo de líneas submarinas, equipamiento para jetting (bomba multi etapas), hinca de pilotes (martinetes, caldera, elevadores y acopladores de pilotes).

Talcahuano, 9 de abril de 2010.