Sala de Prensa

Noticias

Carlos Cabeza (izq.) y José Luis Capdevila.

Carlos Cabeza (izq.) y José Luis Capdevila.

17/12/2009

ENAP firmó dos nuevos contratos comerciales con distribuidoras minoristas

Continuando con el proceso de implantación de su nueva Política Comercial, cuyo principal objetivo es garantizar una mayor optimización de la cadena logística mediante la programación de las ventas, ENAP suscribió dos nuevos contratos con distribuidores minoristas: uno con la compañía José Luis Capdevila (JLC) y el otro con la Distribuidora de Combustibles Cabal, ambas con presencia en la Región Metropolitana.

Por ENAP los contratos fueron suscritos por el Gerente de la Línea de Refinación y Logística (R&L) y Gerente General de ENAP Refinerías S.A., Carlos Cabeza, quien estuvo acompañado por el Gerente Comercial, Julio Bertrand; por el Gerente de Ventas y Servicios, Patricio Vidiella y por la Subgerente de Ventas y Servicios, Alejandra Chamudes.

Por JLC firmó el documento su fundador, José Luis Capdevila, acompañado por Agustín Capdevila y por el ejecutivo Hugo Yantén. En tanto, por la Distribuidora Cabal rubricó el contrato Borislav Matijevic, Gerente de Finanzas, en presencia de los ejecutivos y socios de la empresa, Micael Kohn y Víctor Navarrete.

Luego de la firma de los documentos, el Gerente de R&L Carlos Cabeza, señaló que “para ENAP constituye una gran satisfacción establecer acuerdos de largo plazo con sus clientes, porque con ello les otorgaremos un mejor servicio, más estable y en condiciones favorables para ambas partes”. Enseguida el ejecutivo manifestó que lo deseable para ENAP es que a sus clientes les vaya bien y que sigan creciendo.

Enseguida, José Luis Capdevila reconoció que ENAP ha sido un aliado fundamental para su empresa y que gracias a las buenas relaciones comerciales que ambas han tenido, “nosotros hemos logrado sobrevivir y crecer, insertándonos con éxito en un mercado altamente competitivo como es la Región Metropolitana”.

Capdevila reconoció que, a pesar del éxito que han tenido, su compañía no se ha propuesto dar un salto mayor para crecer porque, en lo personal, dice estar satisfecho con lo logrado hasta ahora, luego de empezar de cero, hace 20 años, “periodo en el cual ENAP nos ha ofrecido una gran ayuda”. Reconoció que antes de ser distribuidor de combustibles, él fue taxista y que al observar lo que ocurría en su entorno, tomó la decisión de instalarse con un par de estaciones de servicio, para luego transformarse en distribuidor minorista, con su propia flota de camiones, en sectores periféricos de Santiago.

Días antes de la firma de los contratos comerciales con JLC y Cabal (ex Punto Blanco), ENAP ya había firmado contratos similares con Terpel, Petrobras y Santa Elena.

Santiago, diciembre de 2009.