Sala de Prensa

Noticias

21/10/2009

Fitch Ratings mantiene clasificación internacional para ENAP

En su última evaluación que dio a conocer el 23 de octubre, la clasificadora de riesgo internacional Fitch Ratings, mantuvo en categoría A la calificación de la deuda de ENAP en moneda extranjera y confirmó en triple A (AAA) las obligaciones de la empresa en moneda nacional.

Lo anterior se traduce también en mantener en una perspectiva estable la situación crediticia de ENAP, lo cual -a juicio de la entidad- es reflejo de su condición de empresa del Estado, con importancia estratégica, dado su rol de “asegurar el suministro de energía para el país”.

El informe de Fitch Ratings da cuenta de un mejoramiento gradual de las condiciones crediticias para ENAP, luego de las dificultades que tuvo que enfrentar en 2008. Añadió que esto es resultado de un ambiente de mercado más estable, de una reducción en las necesidades de capital de trabajo, así como de la revisión de las políticas de cobertura, comercial y financiera.

El informe subraya que por tratarse ENAP de una empresa estatal, su riesgo crediticio está directamente vinculado con la calificación de perspectiva estable que actualmente exhibe la República de Chile. Explica que ENAP representa aproximadamente el 80% en el mercado de combustibles local y tiene una participación del 40% en la matriz energética nacional.

Junto con lo anterior, el informe de la clasificadora internacional señala que aunque ENAP mantiene un elevado leverage (de más de 4 veces), hacia el mediano plazo se prevé que seguirá fortaleciendo su situación crediticia. En este sentido destacó que ha tenido acceso al mercado financiero, obteniendo recursos por  US$ 600 millones en julio de este año (la mitad de esta suma como resultado de la colocación de un bono y la otra mitad como crédito bancario), y de US$ 340 millones, producto de la colocación de otro bono en UF, en el mercado local, en enero pasado.

“Luego del apremiante deterioro de caja que enfrentó en 2008, ENAP ha adoptado drásticas medidas para revertir esta situación”, sostiene el informe de Fitch Ratings. Señala que “en el último año ha emprendido cambios estructurales que le han permitido impactar positivamente en el perfil del negocio. Esto incluye la puesta en marcha de la Planta de Coker, el año pasado, y de la Planta de GNL en Quintero, a mediados del presente año, lo que sed traduce, por una parte, en una mejora en el mix de refinación, y en una reducción de las importaciones de diesel, por otra”.

Santiago, octubre de 2009.